Cuidado: plantas venenosas

A todos nos gustan las flores. Constituyen un elemento decorativo perfecto (y un regalo muy socorrido en casi todas las situaciones). Pero el mundo vegetal no está exento de riesgos. Algunas plantas pueden ser realmente tóxicas para los humanos, si no tomamos las precauciones adecuadas. Por ello, hoy nos metemos en el terreno de lo curioso para descubrir algunas de estas especies.

La primera planta venenosa que vamos a estudiar es la adelfa, que es originaria del Mediterráneo, precisamente. Contiene varias toxinas que actúan sobre el corazón; entre ellas, la oleandrina, la más perjudicial.

adelfa

La segunda planta venenosa que os traemos también tiene una apariencia muy vistosa, pero puede ser letal: el acónito común. Es habitual encontrarlo en las zonas montañosas de Europa. aconitina. Tocar este vegetal ya entraña peligro, de por sí. Sus toxinas pueden llegar a matar a un adulto de 80 kg.

Y terminamos con una planta venenosa muy conocida: la cicuta, famosa por ser la que acabó con la vida del filósofo Sócrates.  La toxina principal de este vegetal (la cicutoxina) no está en las flores, sino que está más concentrada en las raíces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR